El Motion Design es el futuro del User Interface

¿Has oído hablar del “Motion Design”?

Grandes compañías están empezando a contratar a diseñadores con este título. Google dió una conferencia perfilando el lenguaje en movimiento que se estandarizará a través de su línea de productos.

El movimiento cuenta historias. Todo en una aplicación es una secuencia, y el movimiento es tu guía. Para cada click y transiciones, hay una historia que le acompaña. Por ejemplo, vamos a ver cómo la animación puede ayudar en cuanto a crear y eliminar ítems.

Eliminar un ítem es una tarea muy agresiva. Existen maneras de hacer desaparecer ítems de forma original y no directa. Imagina desvanecer el ítem como si fuera polvo en la pantalla de tu móvil.

Crear un ítem no supone un problema, con que sepas animarlo y hacerlo aparecer en la pantalla. Pero lo difícil es, ¿Cómo lo vas a animar?

 

El movimiento y su estructura en aplicaciones

Cada pantalla de una aplicación necesita un “home”, una interfaz donde pueda apoyarse tantas veces como lo desee. El usuario necesita navegar por tu aplicación con la mayor tranquilidad del mundo, asegurándose de que todo tiene una estructura virtual hecha a medida. El usuario no debe perderse en tu aplicación.

 

El movimiento confirma la acción

El movimiento refuerza las acciones que el usuario está realizando. Acciones como enviar un mail puede convertirse en todo un juego para el usuario. Desde hacerlo con un solo click, hasta deslizando con el dedo para reforzar el supuesto “envío”.

Las contraseñas pueden mejorarse con una simple animación. Si la contraseña es correcta, un sencillo cabeceo puede provocar emociones al usuario.

 

La eficacia a veces es una ilusión óptica

A la hora de cargar alguna aplicación, puedes utilizar animaciones. De esta manera, tendrás al usuario momentáneamente distraído mientras se prepara la interfaz.

Si evitas la barra de carga de tu aplicación, harás que ésta se vea mucho más rápida.

 

Crear un lenguaje en movimiento

Crear un lenguaje en movimiento para tu aplicación puede reforzar la marca y darle personalidad. No vayas en la misma dirección que cualquier otro tipo de aplicación convencional. Ten en cuenta estas ideas cuando elabores otras interfaces.

Tus diseños cobran vida cuando responden al tacto y se hacen conexiones profundas cuando responden de maneras estéticas.

 

¿Cómo un video explicativo puede ayudar a impulsar tu start-up?

A la hora de empezar con un nuevo negocio, no importa lo increíble que pueda ser tu servicio o producto, toma tiempo conseguir notoriedad: un buen vídeo explicativo podría ser la manera perfecta para alcanzar tu público objetivo y destacar entre tus competidores.

¿Porqué?

  1. Un vídeo es probablemente, la herramienta de publicidad más versátil que puedes usar: lo puedes colgar en tu página web, app, cuentas de redes sociales, y hasta puede ser enviado vía mail, permitiéndote expandir el mismo mensaje a través de varias plataformas audiovisuales al mismo tiempo. ¡En una sola inversión, cabe todo!
  2. Las imágenes valen más que mil palabras: elije el tipo de vídeo (animado, 3D, grabación real) que encaje mejor tu negocio y deja que se muestre creativo y de forma cautivadora; incluso con ideas complicadas o productos que puedan verse más fácilmente con la ayuda de la animación o el diseño 3D.
  3. Cada vez más, la gente tiende a pasar el tiempo viendo vídeos. Según Zenith’s Online Video Forecasts Report, en 2020 gastaremos una media de 84 minutos por día viendo vídeos online. ¿Porqué? Debido a que es el mejor instrumento para captar la atención del cliente. Por lo tanto, un vídeo corto pero llamativo y efectivo, es algo que hay que tener en tu página web actualmente.
  4. Puede ser el punto de partida para tu estrategia de marca: aunque no sea la primera preocupación de un “Startupper”, si tu negocio crece (y esperemos que lo haga), necesitarás uno. El diseño, estilo y el mensaje del vídeo son tu primera tarjeta de visita.
  5. Debido a su versatilidad, ayuda con tu SEO: la gente tiende a compartir o comentar el vídeo más que un artículo o cualquier otro tipo de contenido. Google lo sabe, y sabe cómo recompensarte por ello.

Un vídeo de alta calidad hecho a medida es, sin duda, una gran inversión para una start-up. Echando un vistazo a los hechos y cifras del comportamiento online, parece que vale la pena. ¿A qué esperas?